Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9 noviembre 2013

(PARTE II)

OLYMPUS DIGITAL CAMERAFELIPE PINGLO ALVA.- Puerta 3, Tumba –Por Cuartel Santa Victoria. .
La música criolla hasta promediar el año 1929 sólo tenía recopiladores o compositores que se dedicaban a ponerle música a diferentes obras literarias, pero es Pinglo quien emerge con la composición propia. Nació el 18 de julio de 1899. Estudió en el colegio Guadalupe y empezó a trabajar en la imprenta “El Gráfico”. De él tenemos: “Amelia” (su primer vals- 1917), “El Plebeyo”, “Oración del labriego, “El huerto de mi amada”, “Rosa Luz”, “Tu nombre y el mío”, “Pasión y Odio”, “Sueños de opio”, “El canillita”, “Celos”, “Mendicidad”, “Hermelinda” y otros tantos más de igual valor. Murió el 13 de mayo de 1936, a la edad de 37 años. Su tumba es de bronce y granito, hecha por el artista Artemio Ocaña. El cerco perimétrico adornado con notas musicales fue donación de Nicomedes Santa Cruz, quien tuvo el cuidado de colocar, por un lado, las notas musicales de “El Plebeyo” y, por el otro, “La Oración del Labriego”. Inicialmente estuvo sepultado en el cuartel Santa Rebeca, nicho 63, de donde fue trasladado por gestión del centro musical que lleva su nombre el 26 de octubre de 1958.

(más…)

Read Full Post »

Escribe: Lita Velasco Asenjo, periodista

El inicio del siglo XX, marcó una etapa muy importante para el desarrollo de la música peruana. Si bien ya en la colonia los españoles la usaban como medio de evangelización y culto religioso, es a fines de 1800 cuando comienza a crearse una nueva corriente musical que incorpora instrumentos, bailes, cantos, traídos de Viena, Francia, Italia y África. Es así, con el correr de los años, que surgen los valses, las polcas, marineras, festejos y otros géneros producto del mestizaje musical.

En el Museo Cementerio Presbítero Maestro ubicamos a algunos representantes que contribuyeron a crear nuestra identidad musical. Están los más antiguos como Bernardo Alcedo, Claudio Revagliati y Rosa Merino, de quienes tenemos el Himno Nacional. Más tarde llegarían -en compañía de guitarras, cajones y castañuelas- Carlos Saco, Alejandro Ayarza, José Benigno Ugarte y Felipe Pinglo Alva, entre otros grandes maestros. (más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: