Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 mayo 2011

EN EL PRESBÍTERO MAESTRO

Sigue el diario “El Comercio”: “En la puerta de entrada del cementerio colocaron cortinas negras con anclas bordadas con hilo de oro y plata, además de lágrimas plateadas.

En los lados habían puesto guirnaldas y coronas de ciprés con lazos de crespón negro. En medio una cruz blanca con flores naturales. También había una roseta plateada, en el lazo y cintas pendientes llevaban lágrimas de plata. Gran parte de la reja estaba adornada con guirnaldas y coronas.

Los monumentos de los próceres también fueron adornados con coronas y guirnaldas. La capilla se pintó de blanco. En la entrada colocaron un cortinaje negro con decoración y adornos semejantes a la fachada.

Rodeaba todo el marco de la puerta una guirnalda. Al medio se encontraba una corona de ciprés con lazos negros, lo mismo que en cada uno de los jarrones colocados a la entrada. Las dos puertas pequeñas que están a los costados de la principal llevaban cintas negras a lo largo de sus cornisas. En el interior las grandes columnas estaban rodeadas de paño negro salpicado de lágrimas de plata intercaladas con guirnaldas. Los pedestales estaban cubiertos de negro. Alrededor del monumento de la capilla se colocaron enormes cirios adornados con cintas negras al igual que los candelabros.

(más…)

Anuncios

Read Full Post »

EL GRAN DIA

La prensa del 15 de julio de 1890, informa que el luto era general en la ciudad. Las personas iban vestidas de negro y los edificios públicos, negocios y casonas familiares lucían en sus puertas y ventanas crespones negros. En los balcones o columnas colocaron ramas de cipreses simbolizando el dolor. Todo complementado con flores de tristes colores.

Desde muy temprano, se escuchó el tronar, cada quince minutos, salvas de cañonazos ubicados en el fuerte de Santa Catalina.

(más…)

Read Full Post »

Cuando el Perú lloró a sus combatientes…

Por: Lita Velasco Asenjo

Dolor, emoción, frustración… Sentimientos que acompañaron a la  comitiva que marchó el 15 de julio de 1890 para inhumar, en el Cementerio General de Lima, los restos de héroes que se inmolaron en Angamos, Arica, Iquique, Alto de la Alianza, Tacna y Huamachuco,  en defensa de nuestro suelo patrio.

Revisar las crónicas de esa época conmueve, nos hace sentir más peruanos. Es admirar la valentía de personajes que dieron su vida para dejarle a la posteridad una lección de entrega, honor y sacrificio.

 “Ningún hombre es tan tonto como para desear la guerra y no la paz;
pues en la paz los hijos llevan a sus padres a la tumba,
en la guerra son los padres quienes llevan a sus hijos”
Herodoto

Había trascurrido diez años desde el traslado a Lima de los restos del coronel Francisco Bolognesi, Comandante Moore y el Teniente Coronel Ramón Zavala. El diario “La Opinión Nacional” del 6 de julio de 1880 daba cuenta, entonces,  del gran recibimiento que les tributó el pueblo peruano, en el puerto del Callao, a donde llegaron a bordo de “La Limeña”. Ese día y al siguiente que fueron los homenajes e inhumación en el Cementerio General (Presbítero Maestro), la ciudad se tornó gris, acompañada de una fina garúa, caída desde la medianoche.

(más…)

Read Full Post »

Por: María Luz Cevoisier

EL FANTASMA DEL MARINERO ENAMORADO
(PERU)

En la Lima del ochocientos, antes y después dela Independencia, las calles de Lima eran oscuras, pues aunque empezaron a alumbrarse con gas, las sombras seguían envolviendo veredas y zaguanes. De ahí que fantasmas y aparecidos estuvieron a sus anchas hasta bien entrada la República. Uno de estos, el de un marinero irlandés, estuvo asustando por mucho tiempo a cierta señora de una regia casona del centro de la ciudad.

La historia empieza con la llegada de un barco extranjero al puerto del Callao, venía en él un marinero de origen irlandés, alto, varonil y con un cabello más rojo que el fuego. Alegre y bien dispuesto, decidió recorrer las principales calles de Lima, llegándose hastala Plazade Armas. Allí descubrió a una bella limeña, la viuda Teresita Méndez, que tenía la costumbre de andarse por iglesias y portales, a la caída de la tarde. Verla y enamorarse de ella, fue todo una vez.

(más…)

Read Full Post »

Nacemos sin pensar en el final de la vida, esta es una verdad inobjetable. Sin embargo, ANUBIS es la única publicación que nace pensando en ello y sin temor de hablar sobre la muerte, como algo natural que convive con la naturaleza, que se manifiesta a diario, desde el momento en que abrimos los ojos por primera vez, que se oculta bajo las sombras de la noche, en el olvido y que también puede ser el principio de una nueva existencia llena de luz.

 Llevamos el nombre de ANUBIS, Dios egipcio que acompaña a los hombres en su último viaje hacia los mundos subterráneos, iluminándolos con la luna, entre lo que se ve y no se ve, con la finalidad de  pesar su corazón  para determinar, de acuerdo a sus obras, su destino final.

Al igual que este señor de la eternidad, la revista ANUBIS también intenta ser una guía a través de nuestro pasado, vinculándonos a lugares arqueológicos o espacios destinados al sueño eterno, ricos en obras de impresionante arquitectura e historia.

Más que hablar de la muerte, queremos rendirle un tributo a la vida, trayendo a la memoria el recuerdo de los que nos precedieron. Aprender de lecciones que nos ayuden a preservar esta tierra que agoniza en nuestras manos. Encontrar pautas para adquirir un seguro de vida y  hacerle  frente a situaciones límite, además de otros temas de interés, crónicas humanas y culturales tratados por médicos, historiadores, arquitectos, sociólogos, así como  profesionales de otras especialidades, tanto peruanos como extranjeros.

Lita Velasco

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: